Mascarilla casera a la menta: Piel más suave e iluminada

Esta mascarilla casera es especial para dar un toque de energía a pieles cansadas, deshidratadas y apagadas. La menta si la utilizamos fresca como su aceite esencial aportará a nuestro cutis frescura y vigor, debido a su alto contenido natural de mentol.

Con esta mascarilla a la menta conseguiremos que la piel del rostro esté mas suave e iluminada.

"Mascarilla casera a la menta"

Con esta mascarilla conseguiremos una piel mas suave e iluminada

 

QUE NECESITAMOS

- Hojas de menta
- Gotas de aceite esencial de menta.
- 2 cucharadas de miel
- 3 cucharadas de avena
- 3 cucharadas de leche entera
- 2 hojas de aloe vera
- 1 cucharada de aceite de oliva
- Una licuadora

PREPARACIÓN MASCARILLA:

Extraemos la pulpa del aloe vera y lo ponemos en la licuadora.

Ponemos a cocer agua aproximadamente la medida de un vaso que es 1/4 de litro y cocemos las hojas de menta hasta que tomen color, lo dejamos enfriar y luego lo colamos.

Agregamos a la licuadora el agua decocción, la miel, la avena, la leche y el aceite de oliva. Lo batimos todo bien hasta que la pasta alcance una consistencia semilíquida, y agregamos unas gotas de esencia de menta. El preparado lo podemos grardar en la nevera en un envase esterilizado.

MODO DE APLICACIÓN

Aplicamos la mascarilla sobre el cutis y cuello limpios. Dejamos actúar 15 minutos y luego lavamos el rostro con un jabón de avena. Con esta mascarilla casera conseguiremos una piel más suave e iluminada.

QUE APORTAN LOS INGREDIENTES A NUESTRA PIEL

MENTA: Por su alto contenido natural de mentol, lo hace muy efectiva en productos vigorizantes para la piel.

MIEL: El contenido en ceras, azúcares y minerales aportana a la piel elasticidad e hidratación, es un bálsamo para las pieles dañadas y castigadas, ya que aporta un extra de humedad y le devuelve la hidratación perdida.

AVENA: La avena absorbe impurezas y las células muertas de nuestro rostro. Forma una barrera de protección frente a las agresiones del medio ambiente, evita la deshidratación de la piel, debido a su contenido en lípidos.

LECHE: La lactosa le dá energía a nuestra células, los oligopéptidos de lactoglobulina presentes en la leche producen un efecto tensor en la piel. Por último, el ácido láctico sirve para reconstituir la película hidrolipídica protectora natural de la piel.

ALOE VERA: Es un excelente regenerador celular y aporta hidratación a las capas más profundas de la piel.

ACEITE DE OLIVA: Acción humectante que favorece la restauración de la humedad natural y tonifica  la piel.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en MASCARILLAS CASERAS, PIELES DESHIDRATADAS y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>